Tinnitus: ¿qué es y qué afecciones puede advertir?

La tinnitus pulsátil es una afección en la que se siente un sonido de timbre o de otro tipo en uno o ambos oídos, aunque no hay una fuente de sonido externa. Esto es un malestar común, especialmente en adultos mayores, y en a mayoría de casos no es grave.

Los expertos de Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación, señalan que este sonido puede escucharse de diferentes formas. Estas incluyen:

  • Zumbidos.
  • Rugidos.
  • Chasquidos.
  • Siseos.
  • Murmullos.

Los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos (NIH, por sus siglas en inglés) explican que la tinnitus no es una enfermedad, sino que es una señal de que algo no está funcionando correctamente en el sistema auditivo y puede advertir sobre algunas afecciones de salud, como:

  • Pérdida de audición inducida por el ruido.
  • Infecciones del oído y de los senos paranasales.
  • Enfermedades del corazón y de los vasos sanguíneos.
  • Enfermedad de Ménière.
  • Tumores cerebrales.
  • Cambios hormonales en las mujeres y anormalidades de la tiroides.
  • Señal de sordera en personas mayores.
  • Efecto adversos de medicamentos.

En caso de escuchar este sonido, es importante consultar a un doctor para recibir un diagnóstico oportuno y recibir un tratamiento profesional. Este dependerá de la causa del sonido, pues si es una afección o enfermedad, el médico se concentrará en tratarla.

  • Si el sonido es causa de obstrucción de cera, el doctor la retirará.
  • Si es causado por afecciones de los vasos sanguíneos, puede requerir de la toma de medicamentos, cirugía u otras alternativas.
  • Si la causa es pérdida auditiva entonces el profesional recomendará audífonos.
  • En caso de que sea un medicamento el que provoque la tinnitus, el médico puede reemplazarlo con uno nuevo.

Tapón de cerumen

El cerumen, también conocido como cera, es una parte natural e importante de las defensas del cuerpo humano, pues se encarga de limpiar, proteger y cubrir el conducto auditivo. Sin embargo, en algunas personas, por diferentes factores, pueden causarse un exceso de ella.

Mejor con Salud, portal especializado en salud y cuidado personal, explica que “la inadecuada limpieza es, curiosamente la causa principal de la formación de los tapones de cera en el oído. Un exceso de jabón así como el uso de bastoncillos, pueden alterar el proceso natural de limpieza del oído generando una sobreproducción de cera”.

Por eso, no es recomendable utilizar hisopos de algodón para limpiar el oído. Tampoco utilizar pinzas u otro tipo de elementos para hacerlo. Introducirlos empuja la cera hacia adentro del oído en lugar de removerla.

Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación, explica que un médico u otro profesional de salud son quienes pueden extraer el exceso de cera mediante técnicas de succión o con cureta, un instrumento.

“También puede usar una jeringa llena de agua tibia con solución salina o agua oxigenada diluida. Además, es posible que te recomiende gotas para los oídos con medicamento para ayudar a ablandar la cera, como peróxido de carbamida”, agrega la entidad de salud.

Hay personas que suelen recurrir a remedios caseros para extraer el exceso de cera. Es importante tener mucho cuidado con estas alternativas. Lo recomendable es que en caso de tener molestias en el oído se consulte a un médico.

“La forma más segura de limpiarte los oídos si tienes exceso de cera es consultar a tu proveedor de atención médica. Si tienes tendencia a sufrir obstrucciones por cera en los oídos, tu proveedor de atención médica puede mostrarte formas seguras de reducir la acumulación de cera en casa, como usar gotas para los oídos u otros agentes ablandadores de la cera”, indican los expertos de Mayo Clinic.

Author: editor

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *