Petro destapó sus cartas para un desarme nacional: ofrecerá dinero para que se entregue el armamento y disminuir la delincuencia

Con el objetivo de atacar directamente la violencia que se ha agudizado en varias regiones del terrario nacional, el presidente Gustavo Petro alista una estrategia para materializar un desarme nacional, en la cual se está pensando fuertemente en campañas en las cuales se ofrezca dinero para que el armamento sea entregado.

El portavoz del Gobierno nacional Alfonso Prada en una declaración que dio al término de un consejo de seguridad ampliando que contó con la participación activa de los alcaldes de las ciudades capitales de Medellín, Bogotá, Cali, Barranquilla y Cartagena, señaló la necesidad de reformar las campañas que permitan persuadir a las organizaciones criminales para que entreguen las armas.

A renglón seguido, se avanzará según Prada en un trabajo en conjunto Gobierno y alcaldes para atacar directamente el hurto callejero, la extorsión y demás delitos urbanos que tienen amenazada a la ciudadanía.

La meta es reducir el hurto callejero, la extorsión, combatir el atracador, que afectan la cotidianidad, avanzamos en la coordinación para crecer el pie de fuerza y aumentar la interdicción y distribución de responsabilidades en el tratamiento penitenciario”, sostuvo el ministro del Interior Alfonso Prada.

Y agregó: “Debemos avanzar en una campaña, desde el presidente Gustavo Petro, con una estrategia de desarme a nivel nacional, señalar campañas en las que hagamos ofertas de pago para recibir la entrega del armamento”.

Recurrencia y en los agravantes en delitos que amenazan a los colombianos con armas será sancionada, en el concepto de la recurrencia que es cuando una persona que por su tratamiento de la pena que es pequeña, salen a la calle e incurren en el mismo delito, van a tener un tratamiento penal especial lo llevaremos al Congreso”, anotó el alto funcionario del gabinete Petro.

Preocupación de los alcaldes

Este lunes, 6 de febrero, el alcalde Jaime Pumarejo arribó a la capital del país con el propósito de buscar ayuda y contrarrestar los hechos de violencia que se han registrado en Barranquilla y en su área metropolitana.

El mandatario, entabló una conversación con el presidente Gustavo Petro para definir las acciones mancomunadas y trabajar articuladamente para combatir el fenómeno de las extorsiones, los atentados sicariales, asesinatos y demás acciones criminales. 

“Barranquilla terminó el año (2022) con una tasa de homicidios a la baja y hoy tenemos tres homicidios más que el año pasado en este momento. En el área metropolitana se han visto más homicidios mucho más de los normal y al mismo tiempo estamos viendo un incremento en la extorsión y en el hurto”, explicó el mandatario.

“Nuestra propuesta es que nos articulemos con el Gobierno nacional para ser mucho más contundente con el crimen. Estamos viendo decisiones que nos preocupan en donde personas que han sido capturadas con fusil y granadas están siendo remitidas a casa por cárcel o dejadas en libertad para que enfrenten sus procesos”, indicó Pumarejo.

El alcalde de Barranquilla sostuvo que debe haber un cambio en la legislación para aplicar justicia contundente. “Se deben cambiar las leyes para que criminal que sea capturado con un arma de fuego ilegal pueda ser detenido en un centro penitenciario y que no tenga beneficios”.

Cifras oficiales conocidas por SEMANA dan cuenta que en el ámbito de ciudades y sus áreas metropolitanas, Bogotá, Barranquilla y Cúcuta encabezan la lista con la mayor cantidad de homicidios registrados durante los 31 días de enero.

En la capital del país se contabilizaron al menos 80 muertes violentas, incluyendo su área metropolitana, seguido de Barranquilla con 60 casos reportados y Cúcuta con 34 eventos.

Autoridades distritales coinciden en que el panorama de violencia estaría relacionado con la presencia de estructuras criminales que se disputan el control de las rentas ilícitas.

Barranquilla

Expertos y autoridades han sido reiterativos en que el panorama criminal de Barranquilla está configurado por la disputa entre organizaciones delincuenciales que buscan apoderarse del territorio para satisfacer sus intereses en las rentas ilícitas.

“La búsqueda de rentas criminales por parte de las estructuras que se dedican a la exportación de sustancias ilícitas, que luego los lleva a vender los excedentes localmente a través del microtráfico, terminan siendo los dinamizadores de la extorsión, de los cobradiarios, hurtos y de otros fenómenos como alquiler de armas para cometer sicariatos”, explicó el alcalde, Jaime Pumarejo.

Janiel Melamed, director del Observatorio de Seguridad Ciudadana y profesor de la Universidad del Norte, considera que se hace necesario reorientar la política de seguridad en el distrito y revisar la manera en que se está abordando la complejidad del asunto, toda vez que la violencia ha ido escalando de magnitud y, evidentemente, ha sufrido procesos de transformación.

Cúcuta

¿Qué está pasando? Ese es el gran interrogante que se están haciendo los ciudadanos de la capital del departamento de Norte de Santander, quienes no se sienten seguros y piden mayores controles de seguridad tras los múltiples asesinatos que se han registrado en este primer mes de 2023.

En la noche del 31 de enero, por ejemplo, se registró un hecho de sangre en el municipio de Villa del Rosario, área metropolitana, ubicado en inmediaciones del puente internacional Simón Bolívar que conecta con Venezuela.

Esta acción violenta se presentó en la carrera 8 entre calles 14 y 15, del barrio La Palmira, en donde un sujeto en motocicleta se le acercó a un hombre, quien se disponía a ingresar en un vehículo, y sin mediar palabra lo atacó a bala.

La víctima quedó tendida en el suelo, agonizante, y minutos después murió en el lugar de los hechos, donde justo al frente se encontraba un grupo de niños entrenando fútbol. La Policía Metropolitana de Cúcuta arribó a este sector y acordonó la zona para adelantar la respectiva inspección.

Bogotá

La Secretaría de Seguridad, en conjunto con la Policía Metropolitana de Bogotá, la Dirección Seccional de Fiscalías y la Décima Tercera Brigada del Ejército Nacional, diseñaron e implementaron el Primer Inventario Criminal Unificado en la historia de la ciudad para identificar, priorizar y combatir las estructuras criminales que dinamizan los mercados ilegales en la ciudad.

Con este instrumento técnico, en la Alcaldía de Claudia López, entre agosto de 2021 y diciembre de 2022, se lograron desarticular 586 grupos delincuenciales de crimen organizado con 2.369 capturas por orden judicial, entre estos Los Chacón, Los Camilo y El Tren de Aragua.

“Este inventario criminal ha permitido fortalecer las investigaciones y judicializaciones de los grupos criminales que durante varios años venían delinquiendo en la ciudad. Así mismo, que todos los organismos de seguridad de Bogotá compartan información sobre cómo opera y se organiza el crimen y cómo se mueven los mercados criminales, lo que ayuda a tomar las mejores decisiones sobre cómo combatir e intervenir los grupos delincuenciales. Un instrumento que sin duda ha dado grandes resultados”, señaló Aníbal Fernández de Soto, secretario de Seguridad de Bogotá.

Asimismo, se han podido priorizar los puntos que dinamizan los mercados criminales en toda la ciudad: celulares, autopartes y bicicletas y puntos donde facilitan la trata de personas y la explotación sexual, entre otros, los cuales se han intervenido de manera sistemática desde el Distrito en conjunto con los organismos de seguridad que operan en Bogotá.

Vale mencionar que recientemente en entrevista con SEMANA, el comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, general Carlos Triana, reveló que precisamente a partir de ese inventario criminal, para los próximos meses se tiene el objetivo de atacar a 15 grupos criminales en la ciudad.

Author: editor

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *