¿Petro citó consejo extraordinario de ministros por críticas de Alejandro Gaviria a la reforma de salud? Presidencia responde

Revuelo se desató en las últimas horas por una carta del ministro de Educación, Alejandro Gaviria, en que lanza agudas críticas a la reforma a la salud que está diseñando Carolina Corcho, iniciativa que será presentada por el Gobierno nacional del Pacto Histórico en las próximas semanas.

Fue tal la turbulencia que algunas voces estaban advirtiendo que, por las repercusiones de ese documento, el presidente de la República Gustavo Petro había convocado un consejo extraordinario de ministros para este jueves 2 de febrero.

Lo cierto es que efectivamente el mandatario colombiano citó a consejo para este jueves; sin embargo, los temas ya se conocieron e inclusive fueron revelados por la jefa de Despacho Laura Sarabia por medio de su cuenta de Twitter, respondiendo precisamente a las voces que están asegurando que el consejo de ministros extraordinario sería por la carta de Gaviria.

Uno de los mensajes que motivó el trino de Sarabia fue el que publicó el periodista Santiago Ángel: “#DATO El presidente Gustavo Petro ha llamado a consejo extraordinario de ministros esta tarde a las 2 en punto. Esto sucede luego del documento del ministro Alejandro Gaviria sobre sus consideraciones en la reforma a la salud. ¿Qué pasará esta tarde entre Corcho y Gaviria?”.

E inmediatamente Laura Sarabia aclaró por la misma vía: “El Consejo de Ministros fue citado desde el día lunes con temáticas ya discutidas en el gabinete. Se trata de la reunión semanal que se tiene en el alto gobierno. Los temas a discutir son: Plan Nacional de Desarrollo. Adición Presupuestal”.

Escuche a María Isabel Rueda

Carta de Gaviria

En estilo reflexivo y más objetivo, se conoció un texto de cuatro páginas, en el que uno de los ministros más importantes del gobierno de Gustavo Petro, se refirió a lo que ha analizado de la reforma a la salud. Alejandro Gaviria, quien fue ministro de Salud durante el gobierno de Juan Manuel Santos, fue contundente y claro con su opinión. Manifestó por lo menos siete aspectos que se deberían conservar del sistema actual.

“Casi todos los hogares están protegidos financieramente: una enfermedad no implica una quiebra familiar, ni obliga a la liquidación de activos. Un puñado de hospitales están entre los mejores de la región. Los sistemas de información se han sofisticado como resultado de décadas de trabajo. El manejo de muchas enfermedades crónicas es ejemplar. En los mejores hospitales privados se atienden personas de todos los orígenes socioeconómicos. En fin, el sistema actual es producto de treinta años de innovación y trabajo colectivo. Destruirlo sería un suicidio”, se lee en el texto filtrado.

Gaviria asegura que se debe tener un diagnóstico claro

El jefe de la cartera de Educación comenzó señalando que “todo esfuerzo reformista debe empezar por un diagnóstico, por un análisis de lo que funciona y no funciona, por una evaluación de las capacidades y las heterogéneas realidades territoriales. Esto no ha ocurrido con la reforma a la salud que ahora se propone”.

A línea seguida, afirma que se insinúa que la mayoría de los problemas se originan en la administración privada y pública. “Como si eliminar las EPS fueran una solución a los problemas de insostenibilidad financiera, corrupción y desigualdad territoriales”, sostuvo.

Argumentó que los problemas financieros existen en todos los sistemas de salud. “Los sistemas públicos europeos están al borde de la quiebra. El subsistema colombiano del magisterio (que no tiene EPS) enfrenta también grandes dificultades financieras y tiene, en comparación con el régimen contributivo, tres veces más quejas por 1.000 afiliados. Lo mismo ocurre con el subsistema de las Fuerzas Armadas”, añadió Gaviria.

En ese sentido, aseguró que la experiencia de Colombia “con pagadores únicos ha sido desastrosa. Lo fue con la llamada libre adscripción del Seguro Social en 1996, lo fue con los recobros directos del Fosyga por la atención a la población desplazada en 2001, lo fue durante la década pasada con los pagos de las secretarías de Salud por los servicios No POS del Régimen Subsidiado”, detalló.

Lo relacionado con los pacientes

En el segundo, de los cinco apartados del texto, planteó que es importante diferenciar entre el giro directo y la ordenación del gasto.

“Adres hace hoy lo primero. Para lo segundo carece de capacidades. La reforma ignora ese punto esencial. Surgen de nuevo muchas preguntas”, explicó Gaviria. Y los cuestionamientos tienen que ver con quién va a realizar el control de los gastos y de los cientos de millones de facturas.

“Suponer, como en la propuesta actual, que con un sistema de información que no existe y tres mil personas desde Bogotá se va a hacer esta tarea, es ilusorio. Sin control del gasto, la quiebra del sistema será inevitable y acelerada”, manifestó.

Por eso, preguntó quién va a encargarse del control del recaudo de las contribuciones. “Suponer que la UGPP puede hacerlo, es también ilusorio… El esquema propuesto que no define el control de gasto y del recaudo, el impacto fiscal sería enorme. El gasto se multiplicaría y el recaudo podría caer de manera sustancial. Esta contingencia fiscal podría poner en riesgo la sostenibilidad fiscal del país”, agregó.

Dudas sobre la transición

En esta parte planteó más cuestionamientos que incluyen el tiempo que demoraría el empadronamiento de toda la población, la cantidad de gente necesaria, además del tiempo necesario para la creación de un sistema centralizado de información y uno de los puntos más álgidos, la transferencia de las deudas existentes.

“La transición tomaría décadas y la reforma parece subestimar la complejidad del proceso. Además, la transición se está anticipando: el sistema financiero les está cerrando las puertas a las EPS (pues ya las van a liquidar), algunos prestadores están exigiendo anticipos para procedimientos de alta complejidad y la industria farmacéutica mantiene los inventarios a raya, incluso hay desabastecimiento. La crisis parece crecer día a día”, dijo el integrante de los altos funcionarios del Gobierno Petro.

Author: editor

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *