El covid-19 sigue vivo y estará “permanentemente en humanos”: OMS pide seguir tratándolo como una emergencia de salud pública

El Comité de Emergencia del Reglamento Sanitario Internacional (2005) (RSI) ha acordado, en una reunión celebrada el pasado viernes 27 de enero, continuar considerando al covid-19 como una emergencia de salud pública de importancia internacional.

Y es que, aunque el comité reconoció que la pandemia puede estar acercándose a un punto de inflexión, “no hay duda” de que este virus seguirá siendo un patógeno establecido permanentemente en humanos y animales para el futuro y, por tanto, se necesita de manera crítica una acción de salud pública a largo plazo.

“Si bien la eliminación de este virus de los reservorios humanos y animales es muy poco probable, la mitigación de su impacto devastador en la morbilidad y la mortalidad es factible y debe seguir siendo un objetivo prioritario”, ha dicho el organismo.

Por ello, el RSI ha aconsejado a la Organización Mundial de la Salud (OMS) que desarrolle una propuesta de mecanismos alternativos para mantener el enfoque “global y nacional” sobre coronavirus y, a su vez, proporcione una evaluación con respecto a las implicaciones regulatorias para desarrollar y autorizar vacunas, diagnósticos y terapias si esta emergencia se terminara en los próximos meses.

En este sentido, el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha agradecido al RSI que haya “mitigado” las posibles consecuencias negativas que tendría dejar de considerar al coronavirus como una emergencia de salud pública de importancia internacional.

Japón confirma más de 10.000 fallecidos por covid-19 en enero

Las autoridades sanitarias japonesas anunciaron este sábado que más de 10.000 personas han fallecido, durante enero, en el país a consecuencia de la pandemia de covid-19, récord mensual de muertos en el país desde la llegada de la covid-19 a sus fronteras.

Los 252 fallecidos durante las últimas horas confirmados este sábado elevan el total de muertos en el primer mes del año a 10.124, según el recuento publicado por la agencia oficial de noticias japonesa Kyodo.

El país atraviesa desde noviembre un momento muy peligroso al registrar un aumento de contagios y fallecimientos como no se veía en meses precedentes. El mes de diciembre, cabe recordar, se saldó con más de 7.600 fallecidos, un número récord hasta entonces.

El país ha registrado además otras 54.780 nuevas infecciones durante las últimas horas, de las cuales 533 tienen carácter grave, si bien la curva de contagios ha ido descendiendo desde mediados de mes.

El país donde inició la pandemia de la covid-19 continúa siendo, luego de tres años, uno de los más afectados por la enfermedad. Y aunque las cifras que ha proveído Pekín no han sido las más transparentes, según han recalcado los organismos de salud mundial, el aumento de contagios por el levante de restricciones dejó cientos de muertes.

Así entonces, el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, advirtió que se están produciendo casi 40.000 muertes semanales por la covid-19 en todo el mundo, pero que más de la mitad de ellas se producen en China.

En su discurso de apertura en la 14 reunión del Comité de Emergencia sobre la pandemia de la covid-19, que se realizó este viernes y en el que se reúne para evaluar si el coronavirus sigue constituyendo una emergencia de salud pública de importancia internacional, se dio la noticia alertando por la suerte que estaría teniendo el país asiático.

Este lunes 30 de enero se cumplen tres años desde que el director general de la OMS elevó la covid-19 a esta categoría de alerta, basándose en el asesoramiento de estos expertos. Por lo que, al entrar en el cuarto año de pandemia, Tedros reflexionó que “no cabe duda de que nos encontramos en una situación mucho mejor que hace un año, cuando la oleada de ómicron estaba en su punto álgido y se notificaban a la organización más de 70.000 muertes por semana”.

Cuando estos expertos se reunieron por última vez en octubre, el número de defunciones semanales notificadas era casi el más bajo desde que empezó la pandemia: menos de 10.000 por semana. Sin embargo, durante los últimos meses la situación no ha menguado, en parte por el alza que se presentó en China.

Con información de Europa Press y AFP

Author: editor

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *